¿Depilar las zonas sexuales aumenta el riesgo de contraer alguna ETS?

Los tiempos cambian, y también lo hace la percepción de nuestros genitales y los hábitos estéticos. En los últimos años la depilación de los genitales se ha puesto de moda, y es una práctica cada vez más común entre hombres y mujeres. ¿Puede afectar a la salud?

Lo cierto es que no está claro, y no hay muchos estudios concluyentes al respecto. El último realizado se ha publicado en la revista científica Sexually Transmitted Infections e incluye los resultados de una macroencuesta realizada a 7580 estadounidenses de entre 18 y 65 años.

Los datos fueron ajustados para eliminar los efectos de la edad y la cantidad de parejas sexuales de los participantes, y los resultados revelaron una mayor incidencia de enfermedades de transmisión sexual (ETS) entre las personas que afirmaron haberse depilado los genitales alguna vez. De media, la prevalencia de ETS fue del 13% para todos los participantes, de 8% para las personas que afirmaron no haber practicado nunca la depilación púbica, de 14% para los que lo habían hecho al menos una vez, y del 18% para los entrevistados que afirmaron hacerlo asiduamente.

¿Significa eso que debemos concluir que la depilación de las zonas íntimas entraña más riesgo de contraer ETS? No, y los autores inciden sobre este punto: se ha encontrado una relación significativa entre ambos factores, pero es necesario profundizar para encontrar las causas de dicha relación.

Según indican los investigadores, al depilarse se pueden producir pequeños micro-cortes que hacen que sea más fácil para los virus y bacterias penetrar en el organismo y que se produzca la infección. Esa sería una posible explicación, que habrá que validar con un estudio específico. Otra idea tiene que ver con los hábitos sexuales: es posible que las personas que se depilan tengan conductas más arriesgadas cuando practican sexo, por ejemplo. Además, otra limitación del estudio, según indican sus autores, es que no hicieron ninguna pregunta referente al uso de preservativos para protegerse de las ETS.

En todo caso, concluyen, se podrían tomar medidas como por ejemplo reforzar la educación sexual y recomendar a los adeptos a la depilación integral que esperen a que sus pequeñas heridas cicatricen antes de practicar sexo, especialmente si es con compañeros esporádicos.

Con información de Muy Interesante

Te puede interesar

La Campana, zona arqueológica que seguramente no conoces en Colima

La Campana es un yacimiento arqueológico considerado en la lista del patrimonio arqueológico mexicano desde …