La histórica Catedral de Campeche

Sin duda alguna, la iglesia más importante de Campeche es la Catedral, pues su historia se remonta al siglo XVI, cuando en el año de 1540, dada la situación estratégica del puerto, Francisco de Montejo “El Mozo” decide fundar un asiento español al que daría en nombre de “San Francisco de Campeche”.

La ubicación de la primitiva iglesia se encontraba en el sitio actual y a su alrededor se fue conformando la fisonomía del lugar. Desde 1540 el clero secular se hizo cargo de la administración de la parroquia, pues quedaba dentro de los límites jurisdiccionales del Obispado de Chiapas que abarcaban Chiapas, Coatzacoalcos, Tabasco, Champotón, Yucatán y Cozumel.

El crecimiento de la Villa de Campeche fue lento, al igual que la construcción de la iglesia parroquia. En el siglo XVII se inicia un edificio más grande pero no se pudo continuar por falta de fondos. A principios del siglo XVIII y gracias a las donaciones realizadas por Doña Margarita Guerra se pudo finalizar la obra la cual fue bendecida el 14 de julio de 1705.

La iglesia no tenía entonces el tamaño actual, solo llegaba hasta el bautisterio y no tenía torres, solamente un campanario similar al de la Iglesia de San Francisco. La ampliación se lleva a cabo en el año 1758 por obra del cura y vicario José Manuel Nájera, y concluye entrado el siglo XIX. Con el paso de los años se le fueron agregando otros elementos hasta llegar a su fisonomía actual.

El atractivo principal de la Catedral de Campeche es su fachada, que consta de una portada de piedra labrada con dos cuerpos enmarcada por dos pilastras estriadas sobre pedestales y un sencillo remate curvado con un perillón sobre el eje y las pilastras.

Lo que sobresale del conjunto arquitectónico son sus esbeltas torres, formadas por tres cuerpos de planta cuadrada y muros lisos. La Catedral es sin duda un edificio muy bello modelado por la brisa del mar y el paso del tiempo.

Con información de Travel By México

Te puede interesar

Ermita del Silencio, un lugar relajante que te ofrece el estado de México

En medio del bosque poblano se encuentra la Ermita del Silencio, un lugar apacible que …