Puerto Vallarta, la perla del pacifico.

Antes de la película de John Huston, la Noche de la Iguana, filmada en 1964, Puerto Vallarta era tan solo un somnoliento poblado en la Costa del Pacífico donde se unen los estados de Jalisco y Nayarit. Pero Elizabeth Taylor llegó para vigilar de cerca a su amor Richard Burton, mientras filmaba con la voluptuosa Ava Gardner. Los rumores publicitarios acerca del tórrido romance de Burton y Liz, así como la película, colocaron a Vallarta en el mapa turístico.

La región de Puerto Vallarta es en realidad varios destinos en uno solo, cada uno con su propio carácter y encanto. El Río Cuale divide la ciudad en norte y sur. En el extremo sur se encuentra la pintoresca Zona Romántica, donde la Playa los Muertos atrae a los amantes del sol a la dorada arena y sus numerosos bares de la playa. Más al sur, nos atraen los pueblos costeros de Boca de Tomatlán y Mismaloya, donde fue filmada la Noche de la Iguana. Al norte del rio, la Ciudad Antigua serpentea cuesta arriba hasta llegar a Gringo Gulch, a lo largo de la bahía, donde encontraremos la Plaza de Armas (plaza principal) y el anfiteatro Los Arcos, donde diariamente se presentan espectáculos gratuitos que atraen multitudes.

El conocido Malecón de Puerto Vallarta (paseo marítimo) se extiende desde la Zona Romántica hasta el inicio de la Zona Hotelera. Aquí encontraremos una caprichosa colección de esculturas de bronce, así como el emblemático caballito de mar. Más hacia el norte se encuentran la Zona Hotelera y la Marina, donde se ubican muchos hoteles y restaurantes. Cruzamos un moderno puente para pasar del Estado de Jalisco, al Estado de Nayarit, hogar de la Riviera Nayarita de rápido desarrollo, con poblados tales como Bucerías, Sayulita y una serie de complejos turísticos.

Los habitantes del lugar parecen estar genuinamente contentos de recibir un promedio de 3.7 millones de visitantes en su ciudad. De hecho, gente proveniente de Estados Unidos y Canadá hacen de Puerto Vallarta su hogar lejos del hogar, invierno tras invierno. Algunos de ellos quedan tan enamorados del clima local que invierten aquí enbienes raíces y negocios. Puerto Vallarta goza de un clima tropical. Durante la soleada temporada seca, de noviembre a mayo, las temperaturas diurnas se mantienen entre 27˚ y 30˚ C y prácticamente no hay lluvia. Por la noche, la temperatura desciende entre 16˚ y 18˚ C, lo cual es ideal para dormir, pero tal vez sea una buena idea llevar un chal o un saco ligero. La temporada de lluvias, más calurosa y húmeda, dura desde junio hasta octubre.

Puerto Vallarta comparte la misma latitud que las Islas de Hawái, y está bellamente ubicado en el centro de la Bahía de Banderas, la mayor bahía de México, que mide 42 km de punta a punta. Al norte de la ciudad de Puerto Vallarta, el Río Ameca crea una frontera natural entre Jalisco y el Estado de Nayarit, donde los nuevos desarrollos turísticos forman la Riviera Nayarita.

Al alejarnos de la playa, las empinadas calles empedradas de Puerto Vallarta parecen fundirse con las verdes colinas de las laderas de la Sierra Madre. Haremos mucho ejercicio con solo caminar hacia arriba y alrededor de la ciudad. El Río Cuale, que divide a Puerto Vallarta en dos partes, fluye desde las montañas y desemboca en el Pacífico.

Hoy en día, Puerto Vallarta, es el rey de los destinos invernales más populares de México debido a su gran diversidad y un clima casi perfecto. Junto con doradas playas, montañas y selvas, descubriremos comodidades modernas y confort. En resumen, Puerto Vallarta es un paraíso muy simpático y asequible que es atractivo para casi todo el mundo.

Te puede interesar

TURISMO SOSTENIBLE

Participa en la 7ta. Semana de la Diversidad Biológica CONABIO

La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad Conabio te invita a …