Zona Arqueológica de Tula

La Zona Arqueológica de Tula se localiza en la ciudad de Tula de Allende, en el Valle del Mezquital, estado de Hidalgo; a 88 km al oeste de la ciudad de Pachuca y 93 km al noroeste de la ciudad de México.

Según los Anales de Cuauhtitlán y la Historia Tolteca Chichimeca, entre otras fuentes, el término Tula proviene de la palabra náhuatl tollan, un derivado de tollín, que significa junco o carrizo. La palabra Tula proviene de la pronunciación hispanizada de dicha palabra por parte de los conquistadores.
Mientras que Xicocotitlan evoca Xicuco, el cerro que se encuentra al norte de esa zona y al cual se le consideraba como una montaña sagrada.

Tula, “el lugar de los tules o los juncos”, fue fundada por el rey-sacerdote Ce Ácatl Topiltzin Quetzalcóatl después de vengar el asesinato de su padre Mixcóatl.

Su cronología se sitúa entre los años 600 y 1521 dC. J-C. alcanzando su apogeo entre los años 700 y 1150 dC. J-C.

Tula alcanzó una extensión de casi 16 kilómetros cuadrados, la cual incluía áreas públicas y privadas, plazas, templos y palacios, edificios de culto, de comercio, y de administración, y llegó a tener alrededor de 85,000 habitantes.

Por lo que se puede considerar que junto con Tenochtitlan y Teotihuacan, fue uno de los centros urbanos más importantes del Altiplano Central de Mesoamérica; hacia el año 1000 era probablemente la ciudad más grande de esta región.

Principales edificios de la Zona Arqueológica de Tula
En el siglo X de nuestra época, Tula comenzó a transformarse y varios edificios monumentales fueron construidos, como la Pirámide B o Templo de Tlahuizcalpantecuhtli, en la parte superior de la cual se encuentran los famosos Atlantes de Tula, esculturas de piedra basáltica de 4,60 metros de altura que representan a guerreros Toltecas de alto rango.
Originalmente los Atlantes no se encontraban a la vista del pueblo; estaban colocados en el interior del templo, y funcionaban como soportes columnares de su techo.

Otros de los edificios que se pueden apreciar hoy día son: la Pirámide C, el Palacio Quemado, el Edifico 4 o de Gobernantes, el Juego de Pelota I, el Adoratorio Central de la plaza y el Tzompantli.

Con información de Travelby México

Te puede interesar

Ermita del Silencio, un lugar relajante que te ofrece el estado de México

En medio del bosque poblano se encuentra la Ermita del Silencio, un lugar apacible que …